Version française :

Usted está aquí : Para saber más/El petróleo/

Equateur pétrole

Aunque el país sea un productor "marginal" en el mercado mundial (340 000 barriles/día, sea 1% de la producción mundial en 2003), los hidrocarburos han constituido a lo largo de los 30 últimos años una de las principales fuentes de ingresos de Ecuador. Hasta ahora en manos de empresas privadas estadounidenses como Gulf o Texaco, las actividades petroleras pasaron bajo control estatal entre 1972 y 1976, a través de una empresa pública que se llamará más tarde Petroecuador. Se construye en Esmeraldas la primera refinería, mientras se construye el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), desde los campos petroleros del Oriente hasta la costa del Pacífico, 503 kilómetros a lo largo de los cuales transito un crudo ligero (29º a 30º API) con alto valor comercial. Esta política preocupada de un desarrollo autónomo de la nación se modifica con la legada a la presidencia del social cristiano León Febres Cordero (1984-1988), partidario de la apertura al capital extranjero a través de contratos de prestación de servicios.

En 1986-1987, las empresas extranjeras empiezan a perforar los "bloques" - de alrededor 200 000 hectáreas cada uno - que las autoridades les han adjudicado en la cuenca amazónica. Éstas hacen los primeros descubrimientos de crudo pesado (15º API) cuyo valor comercial está muy por encima del crudo ligero. "Ahora bien, sólo hay un oleoducto, el SOTE, por donde pasan, mezclados, el petróleo ligero de Petroecuador y el petróleo pesado de las empresas extranjeras. A causa de esta mezcla, Ecuador pierde mucho dinero en los mercados. En cuanto a las compañías, convertidas en propietarias del 80% de su producción, querrían extraer más petróleo y aumentar sus beneficios. Es bajo su presión que nació, hace más de diez años, el proyecto de un nuevo oleoducto, el OCP. En seguida, muy controvertido"

Exploitation pétrole En los años 1990, los indígenas relanzan la protesta popular contra la política liberal llevada a cabo por los gobernantes insensibles a una pobreza que alcanza al 70% de los 12,5 millones de habitantes. Tras el derrocamiento de Jamil Mahuad, el 21 de enero de 2000, el gobierno de M. Gustavo Noboa desea acabar con la construcción del nuevo oleoducto.

Sin embargo, que provenga de los jefes de empresa, de los sindicatos, de los movimientos sociales y políticos, de organizaciones de defensa de los derechos del hombre, toda contestación se ve descalificada. El 25 de febrero de 2001, el consorcio OCP limited, reagrupando empresas ya trabajando, la mayoría en la cuenca amazónica, firma con el estado ecuatoriano el contrato de autorización para la construcción del oleoducto. Paralelo al SOTE en una parte importante de su recorrido, quedará en manos de las empresas extranjeras durante 20 años.

El tubo de acero debería transportar cada día 400 000 barr8iles de crudo (en 2003), lo que doblaría la producción del país. Ya que, según las transnacionales, las reservas probadas son considerables. "Gracias al OCP, 50 000 empleos por lo menos, serán creados", anuncia el ministro Pablo Terán. Esta esperanza se revelará falsa, ya que se cuentan 9000 empleos actualmente, además de temporales y no calificados. Puesto en servicio en junio de 2003, el OCP ya ha conocido algunas fugas no lejos de Campo Cocha, y modifica considerablemente el entorno de los quechuas (tala masiva de bosques, manifestaciones, perturbación de la célula familiar...). El OCP atraviesa 94 fallas sísmicas, 6 volcanes activos y 11 parques regionales; existen pues graves riesgos de rupturas.

En 30 años, Ecuador ha perdido 2 000 000 de hectáreas de bosque primario, una etnia, los Tetete a desaparecido completamente y cuatro están amenazadas y deportadas de sus territorios, los Siona, Secoya, Waorani y Cofan.

Los beneficios para la población, las comunidades indígenas son:

    - un empleo pero temporal (1,2 ver 6 meses y en general éste concierne a muy pocos miembros de la comunidad)

    - alimentación (para pocos días y pocas familias)

Las comunidades pueden obtener numerosos beneficios como un empleo, víveres y dinero en metálico, pero esto es poco ya que cada uno de estos componentes es temporal, inadecuado a la vida de la población y todos los beneficios no podrán jamás compensar los problemas medioambientales y sociales que acarrean.

Impactos ambientales:
    - Destrucción del bosque primario (rainforest).
    - Atentados graves contra la flora y la fauna
    - Reducción de las huertas
    - Contaminación de los suelos

    1.los estudios sísmicos reclaman la construcción de caminos y helipuertos en toda la concesión. Las explosiones subterráneas deberían hacerse para verificar el movimiento de las ondas sonoras en la tierra. Estas ondas permiten a los geólogos detectar la presencia potencial de reservas petroleras.

    2.Se extraen pozos exploratorios de una profundidad media de 10 000 pies (3048 metros) con sustancias líquidas y gaseosas de las formaciones geológicas subterráneas para determinar el contenido respectivo en petróleo, gas y agua. Para este menester, la compañía limpia entre 2 y 5 hectáreas de bosque tropical para instalar una plataforma de perforación (en realidad, una quincena de hectáreas de bosque es talada para proveer la madera para la construcción)

    3.Un agujero denominado "piscina" es cavado al lado donde se vierten, sin ningún control, todos los desechos, que, con el tiempo, se filtran a través de la tierra y alcanzan las reservas de agua subterránea de las comunidades colindantes. Los cerca de 42 000 galones (158 970 litros) de petróleo extraídos de cada pozo son quemados al aire libre sin tener en cuenta la temperatura o la polución del aire que causa enfermedades de la piel y de la respiración a las poblaciones.

    4. Los desechos abandonados en la "piscina" corresponden a lodos de perforación, solventes industriales, desechos tóxicos calientes (agua, petróleo, gas) que contienen, a su vez, sustancias químicas tóxicas. Por cada pozo perforado en Amazonía, una media de 4265 m3 de lodos y de desechos es abandonada en piscinas al aire libre. Las organizaciones indígenas, desde hace varios años, reclaman información sobre estos desechos, todo en vano.

Según ciertos estudios, los desechos tóxicos son: la alúmina, el antimonio, el arsénico, el bario, el cadmio, el cromo, el cobre, el plomo, el magnesio, el mercurio, el níquel, el zinc, el benceno, la naftalina, el fenantreno, etc.

Segunda alteración de la naturaleza si las empresas detectan finalmente cantidades comercializables de petróleo.

    1.Con la perforación de los pozos de producción, la polución es considerable ya que el petróleo debe ser separado (en estaciones de separación) del agua y del gas antes de ser bombeado y transportado por oleoducto. En estas estaciones, se recuperan cada día 4,3 millones de galones (16,2 millones de litros) de desechos líquidos que son vertidos en las piscinas sin ningún tratamiento ni revestimiento.

    2.El transporte por oleoductos tiene numerosos riesgos de polución por los accidentes y los disfuncionamientos son previsibles debido al terreno muy volcánico e inestable del Ecuador. Las válvulas de separación entre las diferentes secciones de la cañería no obedecen a criterios de seguridad ya que dependen de la topografía del terreno. La distancia entre 2 válvulas puede variar de varias decenas de kilómetros. Los escapes del oleoducto el SOTE son evaluadas según el gobierno ecuatoriano en 16,8 millones de galones (63,5 millones de litros) - a comparar con los 10,8 millones de galones (0,8 millones de litros) que el navío Exxon Valdez dejó escapar.

Ningún estudio serio sobre el impacto de los desperdicios petroleros sobre la Amazonía ecuatoriana ha sido efectuado. Cada fase de la prospección, la exploración, el transporte y el rafinado contribuye al deterioro del medio ambiente por las modificaciones de orden físico, los productos químicos utilizados y el impacto del producto final.


graphisme quechua


Top